9. may., 2021

Empleo Seguro

Autor: Héctor R. Morano

Resulta obvio advertir que, nuestro país está transitando por una grave crisis económica que deriva en problemas sociales muy serios. El desempleo, el sistema jubilatorio y la cobertura médica, están involucrados en este concepto.

 

El desempleo y el empleo informal, supera al empleo registrado. El sistema jubilatorio, con 30 años de aportes mínimos, tiene las 2/3 partes de jubilados que no alcanzaron ese tope y se jubilaron accediendo a planes de moratorias previsionales. Por último, estar en la informalidad implica  no poder acceder a planes asistenciales con cobertura social permanente.

 

A todos estos conceptos hay que sumarles los inconvenientes que tienen las PyMES para contratar y, si fuere el caso, despedir a sus dependientes. Los costos de aportes y despidos suelen ser muy onerosos para estas empresas y esto trae 2 consecuencias directas: 1) No toman empleados. 2) Toman empleados en la informalidad.

 

Planteado el estado de situación, la propuesta es implementar el “Monotributo Social” con vigencia por 2 años. En ese período se supone que la economía irá recuperándose y al final del mismo se podrá poner en revisión el mecanismo.

 

Poniendo énfasis en las PyMES, que son las mayores generadoras de trabajo, la propuesta es para este segmento de la economía. Se trata que, previa clasificación por cantidad de empleados, puedan contratar dependientes bajo la modalidad de “Monotributo Social”. Esto sería, por ejemplo, contratar empleados en los términos de la categoría “B” del actual Monotributo, cuyo costo estaría a cargo del empleador. Para ello debiera reasignarse uno de los componentes de esa categoría, quedando de la siguiente forma:

 

Fondo Desempleo

Aporte Previsional

Aporte Obra Social

TOTAL

440,46

1.109,51

1.408,77

2.958.74

 

De esta manera, se podrían producir más empleos formales, mejorar la cobertura social, ayudar a alcanzar los años de servicio para jubilarse y mejorar las arcas del sistema jubilatorio. El fondo de desempleo funcionaría como lo hace actualmente el sistema de la construcción.

 

Esta propuesta beneficia a todas las partes y sería una evidente mejora social.