EXCESO DE LEBACS

LEBACS E INFLACIÓN

 

Autor: Héctor R. Morano

 

Es sabido que, la inflación, como aumento generalizado de precios, deviene de factores económicos y financieros como ser: a) Aumento de costos b) Aumento de la demanda c) Aumento de la expansión monetaria. Vamos a poner una cuarta categoria que es la expectativa especualtiva.

 

En la situación económica actual podemos asegurar que el aumento de costos es una de las más importantes razones de la inflación. Ello se produce porque las tarifas de los servicios públicos fueron ajustadas, los alquileres repactados, las tasas ajustadas, etc..

 

Los indicadores nacionales no denuncian un aumento de la demanda, sino más bien un decaimiento, por lo tanto, este es un factor que no viene incidiendo en la inflación.

 

La expansión monetaria viene siendo controlada por el Banco Central de la República Argentina mediante la esterilización del dinero en circulación por medio de licitaciones de LEBACS (Deuda que toma el BCRA).   

 

Hasta ahora vemos que sólo el aumento de los costos y en menor medida la especulación son los generadores de la inflación.

 

Se dice que el ajuste de las tarifas públicas entrará, por ahora, en una etapa de no ajuste. Esto hace pensar que la inflación decrecerá en lo que queda de este año.

 

Todo este esquema inflacionario tiene una explicación, pero si analizamos un poco más fino, podemos observar otros factores de interesante interés, que veremos seguidamente:

 

Inflación de costos

 

Los costos fijos y semifijos de producción (Electricidad, Agua, Gas, Alquileres, Salarios, Impuestos y Tasas sobre inmuebles, etc.) se  distribuyen proporcionalmente en el costo de los productos.  Es decir, cuantos más productos se produzcan tendrán menor carga individual de estos factores. Visto así, si se produce más, en principio, los precios por producto deberían bajar.

 

Inflación de demanda

 

Para lograr que se produzcan más productos tiene que existir un mercado de demanda donde colocarlos. Para que los precios no aumenten cuando aumenta la demanda tiene que haber un equilibrio. En este momento la demanda está por debajo de ese equilibrio, entonces hay que estimularla para alcanzar punto óptimo.

Si los precios bajan generalizadamente se generará una deflación y si no lo hacen habrá una transferencia de rentabilidad hacia el sector productor.

 

 

 

Expansión monetaria

 

La absorción exagerada por el BCRA del dinero que se pueda poner a disposicón del consumo retrasa la demanda y no permite que el equilibrio entre oferta y demanda estabilice los precios como vimos en el punto anterior.

 

Siendo la economía una ciencia social, ninguna de estas explicaciones  resulta  indiferente a los actores sociales que interactúan en ella. Por este motivo también analizaremos otros aspectos a tener en consideración.

 

Disminución de la demanda

 

Consumir menos trae como consecuencia producir menos y a mayor costo. Aún bajando el efecto del aumento de las tarifas públicas, los ajustes salariales por paritarias generarán mayores costos si no se produce más y no se puede distribuir ese costo en más bienes. El mayor ingreso por salarios se va a ver compensado con el nuevo aumento de costos y se volverá a neutralizar la demanda.

 

Por otro lado, producir menos es ocupar menos mano de obra y aquí se vuelve a afectar la demanda y no se promueve un ascenso social.

 

Absorción del dinero circulante con LEBACS

 

En la actualidad la estirilización del dinero circulante por medio de las LEBACS tiene un costo enorme por parte del BCRA. Si tomamos el período que corre entre la entrada de la actual administración nacional ( Diciembre 2015) y el 30 de abril de 2017, el BCRA generó intereses por la deuda contraida por la suma de $ 192.152.662.931 (Fuente BCRA). En término de dólares estadounidenses serían aproximadamente U$S 11.700.000.

El costo es enorme y no necesariamente ese dinero queda en el país, además que no produce más trabajo.

 

La licitación de LEBACS está dirigida a grandes inversores institucionales y, en muy pequeña medida a los particulares. Esto genera que inversores temporarios (Golondrinas) del exterior estén consiguiendo una renta extraordinaria que no se obtiene en ningún lugar del mundo.

 

Si analizamos este aspecto, veremos que no necesariamente esta esterilización frena la demanda, porque aún si se aumentaría el crédito, hay un sector importante de la economía que no estaría alcanzado por ese beneficio por ser casi exclusivamente consumidores de los productos básicos de primera necesidad.

 

Si se orienta el crédito al sector productivo y no al consumo quizá la esterilización sería menor, el costo disminuiría y la actividad económica crecería. Si ello ocurriera, el Estado cobraría más impuestos y bajaría su déficit fiscal y demandaría menos dinero para solventarlo. A la postre bajaría la inflación. 

¡Hola!
Prueba y crea tu propia página web,
es fácil y gratis.
ANUNCIO