Minería en Argentina

Minería vs. Ecología

 

Autor: Héctor R. Morano

Los recursos naturales y las necesidades económicas no siempre recorren el mismo sendero de beneficios. El valor del planeta Tierra, a mi juicio, está por encima de cualquier ventaja económica que implique su degradación.

 

Partiendo de este precepto, y sin dejar de atender la realidad económica, propongo en este trabajo una mirada distinta a lo que se viene desarrollando mundialmente, y en especial, a lo que ocurre en nuestro país.

 

El problema central radica en la controversia entre lo que la Tierra me da vs. Lo que a la Tierra le saco.

 

La pregunta vital es: ¿Puedo no sacarle a la Tierra?. La respuesta es que pareciera que no. Pues seguidamente me viene otra pregunta: ¿Hasta dónde debo sacarle a la Tierra?. La respuesta debe darse en un espacio de equilibrio, que es necesario analizar.

 

Veamos que está ocurriendo con la producción minera mundial, como para tener un punto de partida para el análisis. Para ello aprovecho hacer una síntesis de lo publicado por la UNFPA (Fondo de Población de las Naciones Unidas) para los períodos 2010 a 2014.

 

Miles de toneladas métricas finas

 

PRODUCTO

2010

2011

2012

2013

2014

Cobre

15.997

16.100

16.900

18.250

18.705

Zinc

12.150

12.848

13.372

13.413

13.329

Plomo

3.856

4.700

5.170

5.488

5.465

Molibdeno

246

267

266

267

306

Estaño

266.033

243.959

240.328

293.728

295.305

Oro

82.286

85.591

85.371

87.417

88.790

Plata

764.637

749.267

819.002

809.138

818.675

 

Sobre estos valores cabe hacer una primera conclusión: Todos  los elementos tienen una tendencia creciente de producción. Dicho de otra manera, cada vez le sacamos más a la Tierra. ¿Volverán algún día a ella?

 

Al crecer la población mundial, se supone que el crecimiento extractivo va a continuar. Quizá con variantes, debido a la utilización de nuevas tecnologías.

 

En mérito a la síntesis, no se expuso la producción por país. Aun así, el análisis individual ayuda a interpretar un poco más la orientación de este trabajo.

 

La condición geopolítica de cada país suele ser determinante a la hora de diseñar su desarrollo minero. Países con recursos minerales importantes suelen tener una industria extractiva muy desarrollada. A veces se constituye en un pilar básico de sus economías.

El caso del vecino país Chile con el Cobre,es un ejemplo.

 

Cuando la importancia de la industria minera es superlativa en el desarrollo de la economía de un país, se corren riesgos por la variación de los precios internacionales y por el agotamiento del recurso.

 

La República Argentina no figura en una posición destacada en ninguno de los productos expuestos, pero, pensar en incursionar más activamente en la extracción minera merece sus prevenciones.

 

A mí entender, el planteo debería basarse en dos elementos: 1) Matriz de Producción y Consumo. 2) Tecnología de Reemplazo.

 

Matriz de Producción y Consumo

En el caso particular de la República Argentina, por la condición geopolítica y su extensión territorial, pareciera verse favorecida para un diseño minero con bajo riesgo ecológico.

 

Si se produce para el consumo de su propia economía, si bien hay riesgo, se trata de un riesgo necesario hasta tanto no se encuentre una solución alternativa mejor. Si se produce en escala para su exportación, entraríamos en un diseño no deseado, porque se verían afectados los valores ecológicos, sin un beneficio directo en la producción de nuestros propios bienes.

 

Para dar un ejemplo, tenemos el caso de la extracción de oro, que tanta controversia viene dando. Es necesario preguntarnos: ¿Merece correr un riesgo ecológico importante para la extracción de un producto de bajo consumo interno?. Pareciera que la respuesta más sensata es NO.

 

La tentación de la recepción de inversiones extranjeras para minería es un arma de doble filo. Por un lado se genera una fuente de trabajo y por el otro se degrada el medio ambiente. ¿Cuál de los valores es más importante?. Siempre se podrá generar otra fuente de trabajo alternativa cuando sobra imaginación.

 

Por último cabe hacer mención que, la industria minera en nuestro país no es determinante en la evolución económica y, sin restarle importancia, convendría ubicarla en el lugar que mejor haga a nuestros intereses globales.

 

Tecnología de Reemplazo

El desarrollo de la ciencia y la tecnología debieran direccionarse al reemplazo de elementos de origen extractivos por otros que provea la naturaleza y sean renovables.

 

Desde la antigüedad las plantas nos vienen dando satisfacciones. Productos medicinales, aceites, alcoholes, madera, alimentos, condimentos, vestimenta y muchos otros más hacen al quehacer de una extensa e intensa actividad económica.

 

La República Argentina ha puesto énfasis en el desarrollo tecnológico y lo celebro. Me agradaría que esta orientación de reemplazo sea tomada en cuenta y se vuelquen recursos para ello.

 

 

 

 

 

¡Hola!
Prueba y crea tu propia página web,
es fácil y gratis.
ANUNCIO