Extinción de las Especies

11. oct., 2021

Perfil 11/10/2021

Hace 63 millones el cambio climático arrasó con el 63% de las especies de Europa, Asia y África

El evento de extinción, hasta ahora desconocido, fue denominado como "un auténtico botón de reinicio". Ocurrió en la transición de los periodos geológicos denominados Eoceno y Oligoceno, cuando la Tierra se enfrió.

Fósiles de los grupos clave utilizados para revelar la extinción del Eoceno-Oligoceno en África | CENTRO LEMUR DE LA UNIVERSIDAD DE DUKE
Ayer 19:15

"Fue un auténtico botón de reinicio", indicó la autora principal del estudio Dorien de Vries, de la Universidad de Salford del Reino Unido.

El descubrimiento, que compila décadas de trabajo e informa sobre este evento de extinción previamente indocumentado, fue publicado esta semana en la revista científica Communications Biology.

En esa transición del Eoceno al Oligoceno se habrían extinguido casi dos tercios de las especies conocidas en África y la Península Ibérica, señaló una de las firmantes de la investigación perteneciente a la Universidad estadounidense de Duke.
 

 

La desaparecieron, ocurrida hace unos 30 millones de años, sucedió después que el clima de la Tierra se enfriara durante la transición de los periodos geológicos. 

Aquel tiempo estuvo marcado por un drástico cambio climático, pero a la inversa de lo que ocurre en el presente. La superficie terrestre se enfrió, las capas de hielo se expandieron, el nivel del mar bajó, los bosques empezaron a convertirse en praderas y el dióxido de carbono escaseaba.

Si bien se sabía que había afectado a las especies de mamíferos de Europa y Asia, hasta el momento se creía que en África podrían haber salido indemnes pues su clima más templado habría sido un amortiguador a ese enfriamiento, pero no fue así.

A esta conclusión llegó un equipo de investigadores (de Inglaterra, EE.UU. y Egipto), en gran parte, al estudio de una colección de fósiles alojados en la División de Primates Fósiles del Centro Duke Lemur. La colección fue obra de la difunta Elwyn Simons de Duke, quien recorrió los desiertos egipcios en busca de fósiles durante décadas.

Los expertos examinaron los fósiles de cinco grupos de mamíferos: uno de carnívoros extintos llamados hyaenodontes; dos de roedores, que incluyen ardillas y puercoespines; otros dos de primates, los estrepsirrinos (lémures y loris), y antropoides (simios y monos).

Al recopilar los datos sobre los fósiles, el equipo pudo construir árboles evolutivos para estos grupos, identificando cuándo se ramificaron los nuevos linajes y marcando el tiempo de la primera y última aparición conocida de cada especie.

Las pruebas están en los dientes molares

La prueba está en los dientes molares de esos animales, que pueden decir mucho sobre lo que come un mamífero y, por ende, de su entorno.

Los roedores y primates que reaparecieron después de algunos millones de años tenían dientes diferentes. Eran especies nuevas, que comían cosas distintas y tenían hábitats diferentes.

"Vemos una enorme pérdida de diversidad de dientes, y luego un período de recuperación con nuevas formas dentales y nuevas adaptaciones", dijo de Dorien de Vries.

El rápido cambio climático no fue el único reto al que se enfrentaron esos pocos tipos de mamíferos supervivientes. África Oriental se vio además azotada por una serie de acontecimientos geológicos importantes.

En aquel periodo se produjeron supererupciones volcánicas que cubrieron vastas extensiones con roca fundida y fue cuando la Península Arábiga se separó de África Oriental, abriendo el Mar Rojo y el Golfo de Adén.

4. sep., 2021
12. jul., 2021
Weekend ESPACIO | 

Según  explicaron los especialistas en una nota publicada en la revista Nature, se trata de la enana blanca más pequeña y masiva jamás vista hasta ahora, que, según afirman, se formó cuando dos enanas blancas menos masivas se fusionaron.

Las enanas blancas son un remanente estelar, que se crea cuando una estrella de masa menor que 10 masas solares ha agotado la totalidad de su combustible nuclear. 

Dadas sus particulares características, esta enana blanca es un caso extremo e inusual de ese tipo de fusión ya que al integrarse obtuvo una magnitud de 1,35 veces la masa de nuestro sol, pero con dimensiones cercanas a la de la Luna.
 Además, presenta un campo magnético extremo, que supera en su intensidad en 1.000 millones de veces al solar. Por si esto fuera poco, gira frenéticamente sobre su eje a razón de una revolución cada siete minutos, afirman los autores del estudio.
A partir de este sorprendente hallazgo astronómico, los científicos intentarán descubrir más enanas blancas de este tipo con el objetivo de responder incógnitas como la tasa de fusiones de enanas blancas que existiría en la galaxia y si ello podría ser la causa de la cantidad de supernovas que se producen.

Además, buscarán develar las causas de la enorme diversidad en cuanto a la intensidad de los campos magnéticos que presentan las enanas blancas, entre tantas otras cuestiones vinculadas con los grandes misterios del cosmos que aún no tienen explicación por parte de la ciencia.
Por último, los especialistas prendieron una luz roja de alerta al advertir que esta enana blanca comprimida podría colapsar y estallar próximamente.
 
3. jul., 2021
 Weekend INFORMATIVO | 01-07-2021 16:05
 

Descubren una ciudad de 6.500 años de antiguedad en las aguas de Croacia

El asentamiento prehistórico fue descubierto por dos arqueólogos mientras se encontraban examinando imágenes satelitales de la costa de ese país europeo.

El asentamiento hallado data del 4.500 aC.
 

Dos arqueólogos encontraron numerosos restos de un asentamiento que data de unos 6.500 años de antigüedad en las costas de Croacia. Más precisamente, el pueblo está ubicado en la isla de Korcula, y fue descubierto cuando un grupo de investigadores analizaba las imágenes satelitales de la costa.

Según relató a la agencia Reuters el arqueólogo Mate Parica, tras bucear en el fondo del mar Mediterráneo junto a un amigo encontraron los muros de piedra de lo que, según afirman, es un asentamiento neolítico de alrededor del 4.500 a.C. que fue construido en un pequeño terreno que estaba conectado a la isla principal a través de una franja muy estrecha y corta.

“Pensé: tal vez sea natural, tal vez no porque, sinceramente, la ubicación del asentamiento era muy inusual”, comentó Parica, quien actualmente se desempeña como profesor de la Universidad de Zadar. 


 

“Lo afortunado es que esta zona, a diferencia de la mayor parte del mar Mediterráneo, está a salvo de las grandes olas, ya que muchas islas protegen la costa. Eso ciertamente ayudó a preservar el sitio de la destrucción natural”, agregó Parica.

 

Además, Parica y su amigo también encontraron cerámicas y cuchillos de piedra que, según estiman, fueron utilizados por los habitantes de ese pueblo prehistórico que acaba de salir a la luz.

24. mar., 2021

 

Perfil 24/03/201

En Sevilla utilizan las naranjas de la calle para fabricar energía

Con las naranjas, los sevillanos hacen Cointreau, esencias y hasta mermelada británica, pero ahora les encontraron otro destino: convertirla en biocombustible.

árboles de naranja en la vía pública y de energía que se fabrica a partir de los naranjos | SHUTTERSTOCK
 
 Cada marzo y abril, el olor de los azahares recorre todo Sevilla. Se cree que son 40 mil los árboles de naranjas que llenan de azahares y colores intensos cada primavera en las calles sevillanas.

Las trajeron de Asia los marinos genoveses y, como la leyenda decía que traían suerte y felicidad a quien las tenía en su jardín, en el siglo XII los árabes también llenaron la ciudad de naranjas ácidas

 

 


A fines de la Edad Media todavía se usaban las naranjas para fabrican aceites y esencias. Y luego fueron la materia prima de la mermelada británica y los licores, el Cointreau y el vino de naranja.
Ultimamente, toda la belleza naranja que le dan a la ciudad queda opacada por la molestia de quienes tienen que caminar esquivando naranjas reventadas sobre el asfalto y el empedrado. Por eso, desde hace un tiempo, el Ayuntamiento se encarga de recoger cerca de un millón de naranjas por temporada. ¿Y qué hacen con ellas? 

Cada primavera, un millón de naranjas podrían generar energía para 73.000 viviendas


La empresa de aguas de Sevilla puso en marcha un plan piloto: utilizar las naranjas caídas para generar biocombustible, una energía limpia que ya abastece a una de sus plantas potabilizadoras. 

 “Este año ya valorizamos 60 mil kilogramos de naranjas que vamos a utilizar para el consumo energético de 300 viviendas en un solo día, con un procedimiento muy sencillo: el 50% de esas naranjas es zumo, que se utiliza para generar gas metano. Con un motor de eco-generación ese metano se transforma en energía”, comenta a Deutsche Welle  Benigno López, jefe de medioambiente de la Empresa Metropolitana de Abastecimiento y Saneamiento de Aguas de Sevilla (Emasesa).

Con la cáscara y las semillas de descarte se prepara abono orgánico para las tierras de cultivo

La empresa de aguas cree que si se pudieran aprovechar todas las naranjas de la ciudad podrían proveer energía a 73.000 hogares sevillanos.

David Guevara, Area de Transición Ecológica del Ayuntamiento de Sevilla, está encantado con la idea y van por más.

La Alcaldía, a cargo de Juan Espadas, ya elabora otros planes alternativos: para empezar, quiere llevar utilizar esa "energía de Vitamina C" en el transporte público. Y dice que la revolución naranja recién comienza en el siglo XXI.