Yuan, Moneda de Cambio

Autor: Sergio Obolevich

 

Como es sabido, estamos en un desastre, que por encima de cualquier otra causa, la principal causa es el endeudamiento masivo e indiscriminado del gobierno de Macri, sumando los tarifazos brutos, y además la quita de retenciones a la soja, principal fuente de ingresos de dólares del país. Por consiguiente y al contrario del discurso de Macri, este gobierno a la vez que achicó los ingresos del estado, aumentó sus gastos fuertemente, y mantuvo está condición en el tiempo, gastanto los dólares de la deuda para fuga de capitales y gastos corrientes y haciendo insostenible el repago de la deuda y depreciando por la fuerza nuestra moneda nacional.

 

Personalmente desconozco si esto fue hecho arbitrariamente, o por inutilidad y desconocimiento de la macroeconomía. Pero dadas las actuales condiciones de nuestro país, en que nuestra moneda perdió total confianza y respaldo y que virtualmente ya no tiene valor, por lo menos a nivel internacional.. intuyo que esta crisis espiralizada y sin piso ya es casi irreversible.. y por ello es que intuyo que no demorarán en proponer una dolarización de la economía para acabar de una vez por todas con la inflación, y de paso disminuir el ingreso de la población, los salarios y demás variables que sean necesarias para hacer competitivo al país a nivel internacional.

 

Por otro lado, en el contexto internacional, observo que Estados Unidos está actualmente revalorizando su moneda, pero tiene un problema grave de trasfondo que es su deuda infinitamente creciente, y al igual que las lebacs en nuestro país son una bomba inflacionaria, el instrumento utilizado en Estados Unidos para incentivar la economía, llamado Quantitative Easing, no es más que emisión monetaria encubierta e inyectada en los mercados, que están en máximos históricos, lo cual tampoco puede durar por siempre y que tarde o temprano se tiene que expresar como inflación. Por lo tanto el dólar actualmente no es una moneda completamente estable y conveniente para Latinoamérica en su conjunto. Pero lamentablemente, culturalmente, inconscientemente, e intencionalmente seguramente por quienes dirigen, sólo pensamos en el dólar como resguardo de valor. Digo esto principalmente teniendo en cuenta que hoy en día, la principal amenaza contra la hegemonía del dólar es el Yuan Chino. China al contrario que en occidente, donde la moneda es falsamente revalorizada para poder obtener recursos de otros países, tiene sobredevaluada su moneda para ser competitivos en una economía que depende por ahora de las exportaciones. China tiene un control de cambios estricto, y su gobierno devalúa su moneda estratégicamente para mantener su posición comercial, y lo podemos observar actualmente en la guerra comercial y ahora monetaria de China con Estados Unidos. Para que lo entendamos: en un sistema de libre flotación el tipo de cambio del Yuan se revalorizaría, pero se mantiene relativamente depresiado estratégicamente por el gobierno chino.

 

Por lo tanto, viendo que el Yuan es una moneda estructuralmente más fuerte que el dólar y que a mediano plazo quizás se atreva a amenazar su misma hegemonía; teniendo en cuenta los problemas estructurales de nuestro país en cuanto a inflación, fuga de capitales, pobreza, etc, así como la incapacidad de nuestra población y de nuestros gobernantes, y la situación actual de crisis irreversible y estanflación… ante un escenario en el cual se pueda llegar a proponer una dolarización de la economía, y como un mal menor, mi propuesta sería una  Yuanización de la economía en contracara al dólar, ya que esta moneda sería directamente competitiva a nivel internacional contra el dólar, y además nos permitiría mejores relaciones comerciales y estrategias con China, que será la nueva hegemonía global en este siglo bajo mi punto de vista y principal demandante de productos alimenticios, materias primas y demás que pudiéremos proveerles, por cuestiones que no explayaré aquí, ya que me llevaría mucho texto, pero que pueden analizar por su cuenta.

 

Mi opinión bajo este punto de vista es que, por una vez, tomemos partido por el imperio que está en auge, y no por el que está en descenso y nos utiliza para colocar sus dólares y mantener su propia inflación controlada, a costa de entregar nuestros recursos casi regalados. En un escenario en el que como siempre hay que elegir entre el mal mayor y el mal menor, y si se cruza por sus cabezas la idea de dolarizar la economía.. piensen antes y estudien el contexto internacional para darse cuenta que el futuro es China y no Estados Unidos.

 

Y si por otro lado piensan que el vendepatria soy yo por proponer estas cuestiones, y no así este gobierno que nos llevó a estas condiciones, que fueron totalmente predecibles desde antes incluso de las elecciones sólo viendo lo que sus economistas no anunciados pensaban en la intimidad de conferencias y entrevistas, y que tampoco se sabe con certeza si este diseño económico lo realizaron intencionalmente o por incapacidad, si quieren que Argentina tenga moneda propia, entonces les pido por favor piensen antes de votar. Es tan simple como no votar a personas relacionadas o articuladas con la sociedad rural argentina, que históricamente llevó estos procesos adelante. No importa el partido, es cuestión de buscar algunas fotos en google, sobre el candidato y su relación con la sociedad rural. Mientras más odie la sociedad rural a un candidato, tengan por seguro que mejor será para el conjunto de la población las políticas que aplique ese candidato.

 

 

 

¡Hola!
Prueba y crea tu propia página web,
es fácil y gratis.
ANUNCIO